Reflexología para adelgazar

La reflexología para adelgazar es una terapia natural que consiste en el estímulo manual de los pies y las manos, tratando las zonas que corresponden a los distintos órganos, glándulas y partes del cuerpo. A través de este método, podemos ayudar a paliar distintos problemas de salud y diferentes dolencias. Tocando distintos puntos de presión, puede favorecerse incluso la pérdida de peso.

Reflexología para adelgazar

Se dice que la reflexología ya era practicada por los antiguos egipcios, y actúa sobre todo contra los problemas relacionados con el estrés y la ansiedad. Mediante esta disciplina, se mejora el riego sanguíneo en el organismo, favoreciendo el bienestar general. Se trata de una terapia completamente natural que puede funcionar como alternativa ante la medicina tradicional.

Utilizando sus dedos pulgar e índice, el terapeuta crea unos estímulos que viajan por el sistema nervioso y se alojan en el interior de cada organismo. De esta manera, propicia la pérdida de peso, estimulando regularmente las glándulas endocrinas como la tiroides, el sistema digestivo y el sistema nervioso. También nos proporciona una mayor energía y sensación de bienestar.

Beneficios de la reflexología 

Para conocer los beneficios de la reflexología presta atención a los siguientes puntos fundamentales:

Beneficios de la reflexología

La reflexología ayuda al cuerpo a depurar toxinas, incrementando la evacuación intestinal, la micción, la transpiración, y en general el movimiento de todos los fluidos del organismo. Así, evita la retención de líquidos. También estimula el funcionamiento del estómago y el páncreas, permitiendo que absorbamos más nutrientes, por lo que aunque comamos menos recibiremos todo el valor nutricional posible de los alimentos consumidos.

Durante esta práctica, el experto toca los puntos reflejados en las manos y los pies del hígado, el colon, los riñones y el intestino delgado, así como la glándula pineal para eliminar el exceso de apetito. También se trabaja la vesícula biliar, que almacena la bilis, sustancia que emulsiona las grasas de los alimentos parcialmente digeridos, lo cual desemboca en una pérdida de peso. Asimismo, la estimulación del bazo reduce el apetito.

Por último, uno de los grandes beneficios de la reflexología es que nos ayuda a relajarnos y a reducir el nivel de estrés, con lo que evitamos comer compulsivamente por ansiedad y nos mostramos más dispuestos a llevar un modo de vida sano. Esto último es clave, pues para adelgazar sin perjudicar nuestra salud debemos combinar este tipo de terapias alternativas con la ayuda de un nutricionista.

Para más información sobre la salud de vuestros pies, os proponemos leer nuestro artículo «Consejos para el cuidado de los pies»

¿Qué os parecen los beneficios de la reflexología para adelgazar?

Fuente Imagen 2 por paulbence

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *