Recetas de sopas y caldos para bajar de peso

Adoptar hábitos alimenticios saludables es algo imprescindible para nuestro organismo, y el primer paso que debemos dar si queremos perder peso. Debemos decantarnos por platos bajos en calorías y ricos en minerales y vitaminas, que nos aporten todo lo necesario sin exceso de grasas. Os proponemos las mejores recetas de sopas y caldos para bajar de peso, ¡¡son ideales!!

sopas para adelgazar


Recetas de Sopas para adelgazar

Existe una infinidad de recetas de sopas y caldos para adelgazar que nos ayudarán a completar nuestra alimentación durante una dieta para bajar de peso. A continuación mostramos algunas de ellas.

• Sopa de verduras. Tiene un importante poder saciante y muy pocas calorías. Para realizarla necesitaremos diferentes tipos de verduras, que podremos elegir según nuestros gustos. Podemos escoger zanahorias, acelgas, nabos, puerros, apio, guisantes, etc.

El primer paso es lavar y cortar las verduras, introduciéndolas después en una cacerola con un poco de agua. Las cocinamos a fuego lento y con la tapa puesta, y a medida que se va evaporando el agua, vamos añadiendo más. Removemos hasta cocerse completamente.

• Sopa de repollo. El repollo es una de las hortalizas más completas y utilizadas en la cocina. Para elaborar una sopa nutritiva con este alimento como ingrediente principal necesitaremos un pollo, un repollo, dos patatas, un diente de ajo, aceite, perejil y sal.

caldos para bajar de peso


Hacemos el caldo, cociendo el pollo en una cacerola con un poco de sal y perejil. A continuación lavamos el repollo, lo cortamos en tiras y lo cocinamos a fuego lento. Doramos el ajo y cocemos las patatas, para después unir todos los ingredientes y triturarlos.

Recetas de Caldos para adelgazar

Entre las mejores recetas de caldos para adelgazar están las siguientes:

• Caldo de apio y cebolla. Tiene un importante poder depurativo, y contiene 4 ramas de apio, 1 kilo y medio de cebolla, 1 ramillete de perejil y 2 litros y medio de agua. Lavamos y troceamos las verduras, cociéndolas después durante media hora a fuego lento. Colamos el caldo y, si lo consideramos necesario, añadimos un poco de sal.

• Caldo depurativo de apio, puerro y perejil. Necesitaremos un apio, media docena de puerros y un puñado de perejil. Cortamos las raíces de los puerros, y los hervimos junto al apio y al perejil durante 5 minutos, en aproximadamente un litro de agua. Colamos el caldo y lo dejamos enfriar un poco. Podemos tomar dos tazas al día.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *