Cómo quemar 100 calorías diarias sin dañar nuestra salud

Solemos considerar el proceso de quema de grasa como una tarea extremadamente complicada y que requiere grandes dosis de esfuerzo, pero realmente se pueden perder alrededor de 100 calorías diarias sin grandes sacrificios ni dañar nuestra salud, simplemente cambiando algunos hábitos.

Algunos pequeños gestos como subir las escaleras en vez de usar el ascensor, bajarnos dos paradas antes del autobús, dejar el coche aparcado un poco más lejos de nuestra casa o trabajo o movernos en bicicleta a determinados sitios ayudan a llevar una vida menos sedentaria y más saludable.

Otras actividades cotidianas que nos hacen quemar alrededor de 100 calorías o algo más casi sin darnos cuenta pueden ser realizar las tareas domésticas, arreglar el jardín, pasear a nuestra mascota durante media hora e incluso lavar el coche. Algunos ejercicios moderados pero igualmente eficaces son pedalear en bicicleta estática durante unos 20 minutos, correr entre 10 minutos y un cuarto de hora y nadar de forma tranquila durante 30 minutos.


A la hora de perder algo de peso o mantenernos en forma, hoy en día se puede elegir también entre multitud de actividades lúdicas relacionadas con la tecnología y sin tener que salir si quiera de nuestra casa. Los vídeos de ejercicios, ya sea para practicar solos o en compañía, nos ofrecen una gran variedad de opciones como yoga, pilates, bailes de salón, danza del vientre, aerobic…

Igualmente, los videojuegos, antes relacionados con el sedentarismo, la obesidad y el aislamiento social, muestran ahora una cara mucho más saludable al incorporar divertidos juegos que requieren movimiento mediante la simulación de la práctica de numerosos deportes, la mayoría de ellos con capacidad para varios jugadores.

Teniendo en cuenta todo esto, vemos que la pérdida de unas 100 calorías por día no es algo tan difícil como puede parecer a priori, sobre todo si llevamos una dieta saludable (que no estricta) sin abusar de las grasas y tomando diariamente suficiente agua,  frutas y verduras frescas.

Fuente Imagen por Eric-P

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *