Cómo seducir a un hombre en la playa

Se dice que el verano es la estación del año en la que surge un mayor número de relaciones sentimentales, ya sean serias o pasajeras. Lo cierto es que el ambiente que nos proporciona la playa es ideal en este sentido. Por ello, sólo necesitaremos seguir unas pocas reglas para seducir a un hombre en la playa.

Cómo seducir a un hombre en la playa

Puntos a tener en cuenta al seducir a un hombre en la playa

Lo primero a tener en cuenta es que en la playa no contamos con las ventajas que nos ofrece la moda el resto del año. En esta ocasión no podremos camuflar nuestros pequeños defectos con blusas, chaquetas o pantalones largos. Por este motivo es recomendable comenzar con la «operación bikini» con suficiente tiempo de antelación.

Siguiendo con la estética, lo mejor para elegir nuestro traje de baño es informarnos sobre qué tipo de bañador o bikini favorece a nuestro cuerpo. Además, es aconsejable optar por tonos neutros y diseños sencillos, así como evitar los estampados grandes, que agrandan visualmente la figura.

Respecto a los accesorios, no pueden faltar unas gafas de sol, pues además de proteger nuestros ojos pueden servirnos para jugar con ellas de forma seductora. Por ejemplo, podemos lanzar coquetas miradas por encima de ellas, fingiendo que tratamos de hacer que el hombre al que intentamos seducir no se dé cuenta. Los juegos con pulseras y sombreros también pueden sernos muy útiles a la hora de intentar seducir a un hombre en la playa.

seducir a un hombre en la playa

En cuanto a la cuestión de quitarse o no la parte de arriba del bikini, es recomendable que no hagamos topless, ya que es mejor mantener un poco el misterio.

Por otra parte, debemos pensar en nuestra estrategia para acercarnos a ese hombre que queremos seducir. Ante todo tenemos que hacerlo de forma natural, para lo cual lo más acertado es utilizar el contacto visual. Eso sí, siempre con discreción y procurando no incomodar al otro con una mirada demasiado intensa.

Tras este primer contacto, podemos aprovechar el momento en que él vaya a bañarse o a tomar algo a algún local cercano para entablar una conversación con él. En este sentido, debemos evitar frases pasadas de moda como «Qué calor hace, ¿eh?» o «¿vienes mucho por aquí?». Otra técnica a evitar es lanzar la pelota «accidentalmente» hacia él para llamar su atención, ya que así sólo conseguiremos molestarle.

También es importante a la hora de seducir a un hombre en la playa que no invadamos su espacio personal. Si colocamos nuestra toalla muy cerca de la suya podemos incomodarle y hacer que huya. Lo más prudente es situarnos a unos dos o tres metros de distancia, lo que nos permite hablar con él sin agobiarle. Cuando tengamos algo de confianza con él podemos usar una revista o el móvil para acercarnos.

Los juegos en el agua, el calor y el ambiente veraniego son ideales para seducir. Todo ello, unido a estos sencillos consejos, facilitarán notablemente nuestro objetivo de seducir a un hombre en la playa.

Fuente Imagen 1 por earl53

Fuente Imagen 2 por mikrash

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *