Bebidas para tener un vientre plano

Solemos recurrir, sobre todo en verano, a refrescos con un alto índice de azúcar y de gases, lo que genera una leve inflamación en el vientre. Para deshacernos de esta molesta barriguita, deberemos abandonar esta costumbre y optar por una alimentación más sana. Encontramos numerosas bebidas para tener un vientre plano, deliciosas y bajas en calorías que nos ayudarán en este aspecto.

Bebidas para tener un vientre plano

Principales bebidas para tener un vientre plano

1. Zumo de piña. Esta fruta tiene un potente efecto antioxidante, lo que nos ayuda a eliminar sustancias nocivas de nuestro organismo. Asimismo, acelera el metabolismo, facilitando la digestión y descomponiendo las proteínas; todo ello gracias a la bromelina, una enzima presente en este alimento.

2. Zumo de sandía. Gracias a su dulce sabor, no necesitamos añadir azúcar para que esta bebida sea sabrosa. El alto contenido en agua de esta fruta hace que posea un fuerte efecto diurético, lo que favorece la eliminación de toxinas. Además acelera el metabolismo, favorece el aumento de masa muscular y nos sacia entre comida y comida ayudándonos a obtener un vientre plano.

3. Zumo de naranja y kiwi. Con esta combinación obtenemos un potente antioxidante. Estas frutas tienen un sabor muy dulce pero apenas contienen calorías, lo que junto a su gran efecto diurético, contribuye a eliminar grasas.

4. Té verde. Es también una bebida diurética, y al igual que las anteriores, acelera el metabolismo, haciendo que quememos las grasas más rápidamente. Tiene propiedades anticancerígenas, y se dice que disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Reduce asimismo la grasa corporal, facilita la digestión y ayuda a tonificar la piel.

Bebidas para tener un vientre plano

5. Zumo de papaya, piña, patilla y plátano. Esta combinación de frutas es muy efectiva para quemar grasas, especialmente si lo tomamos en ayunas.

6. Café. Sus propiedades diuréticas favorecen la eliminación de la grasa corporal, combatiendo también el estreñimiento. Su alto contenido en antioxidantes también ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.

7. Infusión de menta. Favorece las funciones gastrointestinales, acelerando el metabolismo, y por consiguiente haciendo que quememos las grasas más fácilmente. De esta forma esta bebida nos ayuda a conseguir un vientre plano.

8. Zumo de naranja, tomate, zanahoria y manzana. Esta combinación, completamente natural, mezcla varias frutas ideales para luchar contra la inflamación estomacal. Basta con licuarlas, añadiendo más o menos de cada ingrediente según nuestro gusto, y beberlo al instante para que conserve todas sus propiedades.

9. Agua natural. No hay bebida más saludable que el agua natural. Gracias a ella nos hidratamos, eliminamos toxinas y grasas de nuestro organismo. Además combatimos la retención de líquidos y aumentamos la sensación de saciedad.

Hablamos de estas bebidas como complementos a una alimentación saludable, baja en calorías y azúcares, pero rica en fibra y minerales. Con esto, unido a la práctica de actividad física regular, lograremos reducir nuestro vientre de forma efectiva y en unas pocas semanas.

Fuente Imagen 1 por REL Waldman

Fuente Imagen 2 por chooyutshing

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *