Abrigos cortos para la media estación

Los abrigos cortos, además de ser prácticos, livianos y cómodos, es bueno tenerlos siempre a mano para los días de media estación. Quedan bien con ropa liviana debajo y son fáciles de transportar. 

0 comentarios
griselda
jueves, 17 septiembre, 2009

Tanto la primavera como el otoño se caracterizan por presentar días con grandes variaciones de temperatura, por eso hay que llevar abrigo siempre por las dudas, al salir. Las sugerencias pueden ser chaquetas de microfibra con relleno o sacos de terciopelo. Es una temporada que admite una gran variedad de colores, diseños y  estampados, estos últimos, más osados que nunca.

Algunos de los abrigos que más se eligen esta temporada son los que siguen:

* Campera tipo inflable con detalles en piel sintética y/o tejidos.

* Campera de microfibra con capucha y cierre, algo infladas, con capitoneado asimétrico y supermangas. Colores preferidos gris básico o manteca.

* Chaqueta de cuero, esa de todos los tiempos pero con apliques de piel sintética.

* Gamulán corto en gamuza o descarne. Preferentemente en tonalidades bordeaux, violeta, verde inglés.

* El chaleco inflado con cierre, el mismo del año pasado pero con menos estilo deportivo y con combinaciones con otros géneros. Para los chalecos es una buena opción el verde intenso y claro con una camiseta blanca debajo.

Dentro de todas estas opciones, en abrigos cortos hay varios que combinados con otros accesorios conforman equipos muy femeninos: la campera de nylon inflable queda fabulosa con una falda de lana cortada al bies con recortes y faldones, más un cinturón ancho de cuero. A este look, lo completa un cuello de piel, medias, cartera de gamuza y botas.

Otro conjunto que queda elegante y a la vez juvenil es el abrigo de terciopelo con capucha y detalle de piel con un suéter con guardas y pantalón tejido. Y, para darle el toque final unas gafas de sol, botas negras y valija redonda.

Un look ejecutivo y sensual, para lucir en cualquier momento del día, puede ser un tailleur o una chaqueta de cuero con piel de zorro, un cache coeur, falda de terciopelo con recortes y tablas; medias, anteojos de carey, un foulard animal print y una cartera de cuero fantasía.

En cambio, una idea más informal es una campera de micro fibra con capucha y cierre con un suéter con guarda, falda evasé de gabardina con un cinturón y una chalina de chifón.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *